Estilo de vida

quitar olor ajo

Trucos para quitar el olor a ajo de las manos

El ajo le da un saborcito especial y un toque aromático a todos los platos. Adoro el olor a ajitos fritos al cocinar… ¡me abre el apetito sólo de olerlos! Pero lo que a nadie le gustar es tener ese intenso olor a ajo en los dedos el resto del día. Seguro que has probado a lavarte las manos mil veces con agua y jabón… ¡no lo hagas más! De esa forma el aroma permanecerá durante más horas sin bajar la intensidad. Hoy te traigo varios trucos para quitar el olor a ajo de las manos, un par de soluciones muy sencillas para este problema tan común.

Para quitar el olor a ajo, frotar es una mala idea

Al terminar de pelar los ajos, no te frotes los dedos ni te seques las manos con el trapo de la cocina. Yo lo que hago es ir directamente al grifo. Abro el agua fría y dejo que corra sobre los dedos. No frotes ni utilices jabón, que lo empeorará. Sólo con el agua fría podrás librarte de este intenso mal olor pues el agua tibia abre los poros y hace que los aceites que causan el mal olor se impregnen más en tus manos.

Perejil, café o limón

Otro truco para quitar el olor a ajo de las manos es frotando los dedos con perejil fresco, café molido o zumo de limón. Este truco me lo enseñó mi abuela, frótate un poco con alguno de estos alimentos y ve directo al agua del grifo. Recuerda no usar jabón, deja actuar a estos componentes.

Mezcla de sal y agua

Haz una pasta de sal y agua fría. Frota todas las manos con esta pasta viscosa, enjuágalas y sécalas. La sal absorbe el olor del ajo y además servirá como un exfoliante natural. No obstante, este truco me reseca demasiado las manos y por ello, al terminar siempre me aplico una buena crema hidratante. Si tienes alguna herida en las manos, verás las estrellas con la sal. Por lo tanto, en estas ocasiones puedes sustituir la sal por azúcar o bicarbonato. No son tan efectivos como la sal, pero mejoran bastante el problema.

Enjuague bucal

Lava tus manos con enjuague bucal. Este líquido neutralizará los componentes que causan el intenso olor. Además, si el enjuague contiene sabor, lograrás que tus manos tengan un olor perdurable a menta fresca.
Depende del tipo de ajo y de tu propia piel, te vendrá mejor uno u otro. A mí, personalmente, me funciona mejor el del agua fría y la mezcla de sal y agua. ¿Cuál es tu preferido? ¡Anímate a probarlos!


Sandra

Comentarios

Comentarios