Estilo de vida

papiroflexia fácil

Papiroflexia fácil para niños (y mayores)

Folios e imaginación. Así de fácil es de entretener un niño en casa cuando el frío, la lluvia o causas mayores nos impiden salir a la calle. Son personitas maravillosas que se mueven por la curiosidad y la ilusión. Si somos capaces de encenderle esos dos motores estarán como locos con nosotros. ¡Qué vida le dan a una casa! Cuando quiero que mis nietos estén un poco relajados, que una ya no está para tantos trotes, saco los folios y les enseño alguna nueva figura de papiroflexia para niños. Esta que hoy os traigo es muy sencilla y la suelo usar como introducción a este pasatiempo.

Vamos a hacer un cerdito, así que sería bueno que el papel fuese cuadrado, rosa por una cara y blanco por la otra. Aunque, si no tenemos folios de colores, podemos darles lápices para que ellos mismos coloreen la figura como más les guste ¡así estarán todavía más entretenidos! Otra opción, y muy ecológica, es reciclar los papeles de regalo de Navidad.

Pasos:

  1. Cogeremos el papel y lo doblaremos dos veces por la mitad, de vértice a vértice juntando las esquinas, y marcando los pliegues. Nos quedará el cuadrado con dos pliegues marcados formando una X
  2. Ahora, doblaremos dos puntas opuestas hacia el centro que quedó marcado por los pliegues de antes.
  3. Con esas puntas dobladas hay que colocar la figura en sentido vertical para juntar las otras dos puntas, doblando el papel en dos.
  4. ¡Ya queda poco! Dobla la punta que queda hacia el punto como en el dibujo, y luego abre y pliega sólo un lado hacia abajo. Así os tendría que salir un rombo pequeño blanco.
  5. En las esquinas de arriba, dobla las puntas para que se formen las orejas del cerdito.
  6. Para ponerle el broche final, con un rotulador puedes marcar un poco más los detalles del cerdito para que luzca mejor.
Fuente: origami-amazing

Ahora que ya sabéis como iniciarse en la papiroflexia para niños podéis jugar con los diseños. Con rotuladores de colores el cerdito puede dejar de ser rosa y empezar a transformarse en todo lo que se les pase por la cabeza a los peques y así montar sus granjas de cerdos de colores.

¿Qué os ha parecido esta forma de iniciar en la papiroflexia a los niños?

Comentarios

Comentarios