Estilo de vida

los olores traen recuerdos a la mente

Los olores traen recuerdos imborrables a nuestra mente

¿Cuántas veces has recordado las tardes de pelis con tus hermanos al oler las palomitas del cine? ¿O los paseos nocturnos por el pueblo con el aroma del pan recién horneado? ¿Cuántas veces has recordado aquella persona especial al oler un perfume determinado? Todos hemos experimentado esa sensación de volver a vivir situaciones al oler algo. Ciertos olores nos traen a la memoria recuerdos y sentimientos únicos. Hemos reído y hasta incluso llorado con el recuerdo de un aroma porque el poder de nuestro olfato es realmente increíble.

Un aroma, un recuerdo

¿Sabías que el olfato es el sentido que evoca con más fuerza los recuerdos? Un determinado olor puede despertar recuerdos olvidados de nuestra vida y quedarse grabado en nuestra memoria para siempre. Del mismo modo que memorizas una canción en tu mente, determinados olores se quedan atrapados en el cerebro.

Los olores acompañan nuestro día a día; comidas, personas, prendas de ropa o incluso la propia naturaleza, todo tiene su olor característico que despierta sensaciones únicas en cada persona:

  • El olor a libro nuevo. Al abrirlo se inundan las ganas de volver a la infancia, la ilusión de empezar un nuevo curso escolar
  • El olor a flores frescas. Esa sensación de libertad que viene acompañada con la llegada de la primavera
  • El tradicional olor a polvo de talco que recuerda a cuando tus hijos todavía eran unos bebés
  • El olor a tierra mojada que recuerda a aquellas lluviosas tardes otoñales repletas de trabajo

Y es que, aunque somos una especie eminentemente visual, durante los primeros años de vida los recuerdos aparecen a través del olfato. Los niños pequeños utilizan este sentido para identificar a su mamá y la formación de recuerdos a través del olfato se vuelve realmente significativa.

Un componente más emocional

¿Cuántas veces te ha pasado que al recordar una determinada escena, una conversación por ejemplo, recuerdas datos informativos y se vienen a la cabeza una sucesión de imágenes? La información es mucho más precisa. 

No obstante, cuando pasa alguien por tu lado con un intenso olor a perfume que te resulta familiar, te inundas en un mar de emociones y sensaciones excepcionales. Es ahí cuando recuerdas emociones personales que experimentaste con ese olor en concreto alejado de los datos informativos. 

Ahora párate a pensar… ¿Qué olores te traen recuerdos? ¿Qué olor hará que otros se acuerden de ti? 

Comentarios

Comentarios