Estilo de vida

filosofía Hygge

La filosofía Hygge o el secreto de la felicidad

Hace un par de días vinieron a casa mis sobrinos y empezaron a hablar… de filosofía. Si, yo también pensé que me aburriría, pero nada más lejos de la realidad. La filosofía Hygge, me enseñaron ellos, es algo que está ahora muy de moda. ¿Por qué? muy simple: porque se trata de la receta de la felicidad. 

Sí, tal y como suena. La filosofía Hygge es también conocida como el secreto de la felicidad danesa. ¿Sabéis que Dinamarca es uno de los países más felices del mundo? Pues llevan más de dos siglos practicando este concepto. 

¿En qué consiste la filosofía Hygge?

La filosofía Hygge, aunque no lo parezca, es un término bastante sencillo de entender. Es tan simple como identificar esas situaciones cotidianas que nos llenan de bienestar para potenciarlas. Dicho lo dicho, la filosofía Hygge no es más sacarle provecho a las pequeñas cosas que te hacen feliz

¿Y cómo identificamos lo que nos hace felices? La literatura que existe sobre este tema es abundante. Sin embargo, os traigo algunos tips para entender y disfrutar de la vida en aquellos planes sencillos y cotidianos

Al final, no se trata de hacer grandes cosas para ser felices, sino de ser feliz con las pequeñas cosas. 

La felicidad en las pequeñas cosas

Comida de la buena. Si aún necesitas motivos para tomarlo, el chocolate es Hygge, así que si te gusta date un gusto. Está bien rendirse ante los caprichos. Eso sí, hay que disfrutarlos. Si comes un trozo de tu chocolate favorito, hazlo lentamente.  

Noche de pelis. O series, o libros. Da igual, lo que importa es que te tomes un tiempo para estar a solas contigo mismo y hacer un poco lo que te apetece. Ya sabes, disfrutar de ese momento. (Aquí tienes algunas ideas de películas para disfrutar en familia o para tener una cita inolvidable)

La comodidad textil. La filosofía Hygge apuesta por la comodidad. Ropa suelta, nada ajustada, de texturas suaves y aromas agradables, etc. Incluso hay algunos que recomiendan incluir en la vestimenta piezas con historia, que tengan comodidad, pero también un valor sentimental.

De vacaciones constantes. Esto es un poco como cuando nos dicen “no perdáis el niño que lleváis dentro. Pues así, baila mientras cocinas, juega con tu mascota, sonríe, canta aunque no afines… y así. 

En realidad, el secreto de llamada felicidad danesa no es tan secreto. Si eres una persona con actitud positiva, tienes 99% de posibilidades de poder practicar la filosofía Hygge. ¿Qué harás a partir de hoy para disfrutar de esas pequeñas cosas? 

Comentarios

Comentarios

Menú