Cuida tu ropa

ventajas suavizante

Ventajas del uso del suavizante que desconocías

Si hacemos una encuesta sobre los motivos por los que se usa suavizante, seguramente la respuesta estrella sería “para perfumar mi ropa”. Y no me extraña, porque es realmente placentero sentir ese agradable perfume del suavizante elegido. Pero, la verdad es que el uso del suavizante tiene grandes ventajas más allá del buen olor.
Por ejemplo, seguro que ya os habéis dado cuenta de lo fácil que resulta el planchado cuando lo usáis. Incluso, a veces, si habéis tendido correctamente la prenda, ¡el uso del suavizante puede evitar tener que plancharla! Como su propio nombre indica, el suavizante suaviza la ropa, y eso también se traduce en un agradable y más delicado tacto.  Nada comparable a envolverse en una toalla suave tras una reparadora ducha, ¿verdad?
Además, el uso del suavizante prolongará la vida útil de vuestra ropa. Ello se debe a que, al mantener las fibras suaves, se reducirá la fricción de las mismas en el lavado. Y dicha fricción es muy responsable del desgaste de las prendas.
Si sois de los que desprendéis mucha electricidad estática, habréis experimentado alguna vez esa engorrosa situación en la que al quitaros un jersey se os queda todo el cabello pegado a la cara. Si  lleváis el pelo largo y los labios maquillados con brillo, la escena puede llegar a resultar un tanto embarazosa. Al usar suavizante y eliminar la fricción de las fibras, se evita que esto ocurra. O al menos, se disminuye el efecto.
Por último ¿sabíais que el uso del suavizante disminuye el tiempo de secado? Ello es porque facilita la eliminación de agua durante el proceso de centrifugado: la prenda sale más seca de la lavadora con suavizante que sin él.
Ahora, cuando os pregunten por qué usáis suavizante en la ropa, tendréis que elegir un motivo. ¡O decirlos todos!
Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú