Estilo de vida

tos seca

Tos seca, cómo aliviarla con remedios naturales

Uno de los más fastidiosos síntomas de un resfriado es la molesta tos seca. Además de ser un incordio en el día a día, nos muestra su peor cara a la hora de intentar descansar. Es en este momento cuando la tos seca nos impide dormir, interrumpiendo nuestro sueño constantemente. Existen algunos remedios naturales para la tos seca que podéis poner en práctica para aliviar ese incómodo síntoma del resfriado.

 

La miel es una grandísima aliada contra la tos seca.

Si necesitáis probar un alivio rápido, podéis calentar un vaso de leche y añadir una cucharada generosa de miel. Ingerid esta bebida templada, y notaréis como os alivia inmediatamente la garganta.

También podéis optar por tomar directamente una cucharada de miel, sin leche. En este caso, lo mejor es que sea miel oscura, pero si no tenéis, la miel de tonos claros (como la miel de naranja) también valdrá.

 

Sin embargo, también podéis elaborar un jarabe casero. Para ello, añadid a una infusión de manzanilla, anises estrellados y clavos de especias. Dejadlo hervir durante unos minutos. Tras ello, retirad las especias y añadid a la infusión un poco de miel y un chorrito de zumo de limón. Podéis tomar este jarabe natural varias  veces al día para aliviar la irritación y la tos seca que ésta provoca.

 

Aunque la miel es una importante ayuda en la lucha contra la tos seca, hay más elementos que nos ayudan a combatirla. Uno de los más apreciados es el chocolate negro. Con una onza humectaréis la laringe, aliviando ese molesto picor.

 

Y si pese a todo esto no conseguís dormir por la noche, probad a cortar una cebolla por la mitad y colocarla en la mesa de noche. La inhalación de sus aceites sulfurados aliviarán la irritación de la garganta.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú