Estilo de vida

soluciones caseras para el cuidado de las uñas

Soluciones caseras para el cuidado de las uñas

Seguro que más de uno estáis buscando soluciones caseras para el cuidado de las uñas. Y es que las uñas quebradizas y débiles tienen su máximo exponente en verano. La humedad de las piscinas, los hongos y el trote que les damos entre castillos de arena y abusos de esmaltes de uñas ayudan poco a su integridad.

 

Si tenéis las uñas quebradizas y se os astillan a la primera de cambio, podéis elaborar una serie de ungüentos caseros que funcionan. Eso sí, sin descuidar vuestra alimentación. Y es que esta será vuestra mejor aliada en el cuidado de las uñas. Es muy importante consumir alimentos ricos en vitamina A y B. Por ejemplo, el tomate, las fresas, el melón, la calabaza y las zanahorias constituyen un excelente aporte de vitamina A. Por su lado, encontraréis vitamina B en los huevos, en la carne (roja y blanca), el pescado y las legumbres.

 

Soluciones caseras para el cuidado de las uñas

 

Este remedio ya me lo aplicaba mi abuela. Se trata de una receta tradicional de bálsamo protector y reparador de las uñas quebradizas. Para ello, sólo debéis mezclar un poco de aceite de oliva con unas gotas de limón. Ayudándoos con un algodón, distribuid un poco de la mezcla por la superficie de las uñas un par de veces por semana, antes de acostaros.

 

Pero si sois poco dados a mezclar ingredientes, podéis recurrir al aceite de almendras. Y es que es un poderoso regenerador que os ayudará a mantener vuestras uñas con buena salud. Y también os ayudará a repararlas en caso de que estén dañadas.

 

Un remedio que actualmente se utiliza mucho es el de sumergir las uñas en una solución de tres ingredientes muy beneficiosos para ellas. Para prepararlo hay que calentar una parte de aceite de oliva, mezclándola con otra de vinagre de manzana y dos de cerveza. Sumergiendo las uñas a diario durante 15 minutos notaréis una gran mejoría.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú