Remedios caseros para la piel seca

Remedios caseros para la piel seca

El frío comienza a notarse y con él la deshidratación de nuestra piel. Es verdad que la piel de cada persona es diferente. Sin embargo, hay factores comunes como: la exposición prolongada al sol, las bajas temperaturas, los ambientes secos y los vientos fríos, que hacen que nuestra capa protectora se resienta.

Para evitarlo, os muestro algunos remedios caseros para que la piel seca recupere su vitalidad, en especial con la época decembrina tocándonos los talones.

Aceite de oliva. Es rico en Vitaminas E y K que nutren, hidratan y aportan elasticidad. Podemos aplicarlo directamente sobre la piel unos 30 minutos antes de ducharnos. También podemos combinarlo con yema de huevo que contiene Vitamina A y ayuda a suavizar la tez. Para esta mezcla usaremos una proporción de dos cucharadas de aceite por cada dos yemas. Yo os recomiendo utilizar esta mezcla sobre el cutis, pero podéis aplicarla en todo el cuerpo. Lo importante es que al retirarla lo hagáis con agua tibia.

Aloe Vera. Esta planta sí que es multifacética porque tiene múltiples beneficios como: hidratar, regenerar y cicatrizar. Para mejorar su aroma, os recomiendo preparar una crema casera mezclando 1/2 taza de Aloe, 1/2 aguacate y 1 cucharada de aceite de oliva. Integramos homogéneamente todos los ingredientes y aplicamos.

También podemos mezclar el gel que se obtiene de una hoja de Aloe con medio vaso de aceite de coco. Aplicamos la pasta directamente sobre la piel sin necesidad de enjuagarla.

Aceite de almendras y de coco. El aceite de almendras es rico en Vitamina E y un excelente lubricante que es absorbido rápidamente por la piel. Por su parte, el aceite de coco, además de hidratar la piel, previene el envejecimiento gracias a su capacidad para preservar el colágeno.

Ambos aceites podemos aplicarlos directamente sobre la piel. En las manos y en los labios son realmente efectivos. También podemos hacer una crema casera con medio aguacate y dos cucharadas de aceite de almendras o de coco. Esto lo aplicamos 30 minutos antes de la ducha y será suficiente. Si la prioridad es el rostro podemos aplicar cualquiera de los aceites sobre él antes de dormir y lo dejamos reposar 10 minutos.

Y por último: Debemos beber agua. De nada nos sirve utilizar cremas hidratantes, si no nos hidratamos. Beber al menos 1 litro y medio de agua elimina las toxinas del sistema y mantiene nuestra piel hidratada y cuidada.

Espero que os sirvan estos consejos.

Saludos Sandra,

Relacionados

Comentarios

Comentarios

Menú