Ideas para reciclar barras de labios

3 ideas para reutilizar viejas barras de labios

Casi todas las mujeres somos coleccionistas sin saberlo. Y si creéis que he soltado esta afirmación muy a la ligera, pensad en la cantidad de barras de labios gastadas o a medio usar que tenéis en vuestro neceser. Porque llega un momento en el que las barras de labios, pese a tener aún contenido, son imposibles de aplicar si no es rascando con un pincel lo que queda en su interior. O porque simplemente el color ya no nos gusta o dejó de llevarse. ¿Queréis saber un truco para aprovecharlas? Pues os traigo no uno, sino tres:

  • Si os encanta ese color pero en el tubo original ya es imposible aplicarlo, cambiadle el recipiente. Para ello, usando un palillo o una espátula pequeñita rebañad bien el interior del cilindro y extraed todo el contenido de barra labial. Colocadlo en un recipiente y calentad al baño maría hasta que se quede licuado. A continuación, volcad ese contenido en un recipiente nuevo (son muy útiles los de sombra de ojos gastadas o los tarritos de cristal de muestras unidosis de mermeladas). A continuación, meted en la nevera, dejad que el frío vuelva a solidificar el labial y ¡listo!.
  • Otra opción es fabricaros vuestro propio bálsamo labial con color. Para ello, seguid el mismo proceso anterior, pero añadid a la mezcla un poco de cacao labial. Tened en cuenta que cuanta más vaselina añadáis, más se aclarará el color original de la barra de labios. Recordad finalizar el proceso introduciendo la mezcla, en su nuevo recipiente, en la nevera para que se endurezca.
  • Y si tenéis un montón de restos de barras de labios de las que os habéis aburrido o se han pasado de moda, probad a fabricaros vuestros propios colores personalizados. Derretid los labiales, y jugad a mezclar. Conseguiréis una gama de colores de vuestra propia marca.

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú