Estilo de vida

recetas de sorbetes

Recetas de sorbetes deliciosos para todos los públicos

¡Qué ricos están los sorbetes! De múltiples sabores, súper fáciles de preparar y gustan a mayores y pequeños. Refrescan y alimentan ¿qué más se puede pedir?

Sorbetes hay muchos y de muchas formas. Yo hoy os enseñaré a preparar mis 3 favoritos, que además no llevan alcohol. Así que son aptos para todos los públicos.

Sorbete tropical, el más exótico

Necesitaremos 2 yogures de coco, 1 tazas de piña cortada congelada y leche condensada para endulzar.

  • Mezclaremos con una licuadora los yogures de coco y la piña congelada.
  • A continuación, añadiremos leche condensada al gusto y mezclaremos bien, si es necesario con la batidora.
  • Finalmente, introduciremos en el congelador durante un par de horas, evitando que llegue a congelarse.

Sorbete de mandarina, un clásico

Es un postre riquísimo. Para su elaboración, es importante que mondemos 350 gramos de mandarinas el día previo y los introduzcamos en el congelador hasta el momento de preparar el sorbete. A continuación:

  • Exprimiremos medio limón y lo echaremos en un recipiente junto a los gajos de naranjas y azúcar glass al gusto.
  • Trituraremos todo y a continuación añadiremos 50 gramos de yogur natural. Batiremos bien.
  • Corregir de azúcar si es necesario y servir.

Sorbete de menta, el más refrescante

Es un poco más laborioso de preparar, pero veréis que igualmente es muy fácil. Necesitaremos 300 ml de agua, 225 gramos de azúcar, 40 gr de menta fresca y 4 limones.

  • Primeramente, calentaremos el agua en un cazo, a fuego lento.
  • Añadiremos el azúcar y removeremos. Llevaremos el agua a ebullición y, entonces, retiraremos el cazo y dejaremos enfriar durante unos minutos.
  • Agregaremos las hojas de menta y licuaremos la mezcla. Tras colar, calentaremos al baño maría el resultado para impregnar bien los sabores y aromas de la menta.
  • Después, dejaremos que se enfríe, introduciendo el néctar de menta obtenido en la nevera durante un par de horas.
  • A continuación, agregaremos el zumo de los limones al jugo de menta, y mezclaremos muy bien. Si es necesario, podemos colarlo.
  • El último paso es introducirlo en el congelador durante 2 horas, evitando que llegue a congelarse del todo.

 

¡Espero que disfrutéis con estos deliciosos sorbetes tanto como yo!

Saludos, Sandra

Comentarios

Comentarios

Menú