los peores atascos de tráfico de la historia

Los peores atascos de tráfico de la historia

Todos hemos sufrido alguna vez algún atasco de tráfico, así que sabemos lo que eso significa. Por ejemplo, conductores impacientes, miradas al reloj, llamadas avisando de retrasos, sonido de claxon y muchos minutos de aburrimiento. Pero los peores atascos de tráfico de la historia van mucho más allá de los habituales que solemos vivir en mayor o menor medida.

 

Impresionantes respecto a volumen de conductores implicados y horas de duración, no os dejarán indiferentes. Estos son los peores atascos de tráfico de la historia:

 

  • Pekín, 2010. Un espectacular atasco de más de 100 kilómetros en el que algunos conductores quedaron atrapados durante 11 días. La magnitud del atasco fue tal que los vendedores ambulantes de las localidades cercanas comerciaban con alimentos y combustible. Sorprendentemente, el año pasado hubo otro atasco que recordó al de 2010, en una de las autopistas con más circulación de China.
  • Sao Paulo, 2009. El verano de ese año fue testigo de uno de los atascos más espectaculares y más largos de la historia. Y es que, al “mérito” de Brasil de ser uno de los países con tráfico más caótico, se unió este atasco de más de 290 kms. Una auténtica pesadilla que cuesta trabajo de imaginar.
  • Berlín, 1990. Uno de los atascos más importantes no lo es tanto por sus kilómetros (que también) como por el momento histórico vivido. Ocurrió tras la caída del muro de Berlín, cuando fueron muchas las familias separadas que quisieron reencontrarse durante la Semana Santa de 1990. De este modo, la afluencia de tráfico entre la dos Alemanias aumentase hasta 36 veces. A este factor se añadió que aún existían controles fronterizos. El resultado fue de atascos de hasta 50 kilómetros y 18 millones de vehículos atrapados.
  • París, 1980. Las inclemencias meteorológicas fueron las responsables de que se atascasen los más de 179 kms de distancia que recorre la autopista desde Lyon a París. Sin embargo, pese a la distancia de embotellamiento, se despejó relativamente rápido.

 

Y vosotros, ¿cuál ha sido el atasco más grande que habéis sufrido?. ¡Seguro que ya no os parece tan grande!

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú