Estilo de vida

cómo limpiar los toldos

¡Hora de limpiar los toldos!

Dentro de poco empezaremos a notarlo: a poco más de un mes de la llegada de la primavera, empezarán a subir las temperaturas y a bajar los toldos. Así que es el momento de ponerlos a punto y eliminarles esa capa de suciedad acumulada. Os quiero ofrecer diferentes maneras de limpiarlo y crear así un aspecto impecable.

Normalmente la tela de los toldos será de materiales como la lona acrílica, PVC o fibra de vidrio. Así que, por defecto, se deben evitar siempre las sustancias abrasivas porque reducen la vida útil de la tela.

Si el buen tiempo y las circunstancias lo permiten, el sistema de agua a presión es el método ideal para este tipo de labores. Una manguera de riego sería lo único que necesitarías. Lo ideal para esto es extender el toldo y, desde el piso superior, aplicar el agua. Podéis ayudaros con un cepillo con mango largo (un buen truco es usar una escoba limpia) para frotar las partes donde la suciedad esté más incrustada.

Pero como esto no siempre es posible, en el caso de que viváis en un piso y el toldo se encuentre a una cierta altura, emplea un pulverizador de agua y frotad con un cepillo de cerdas blandas ¡Ojo! No lo recojáis hasta que esté completamente seco pues de lo contrario podría salirle moho.

Si presenta manchas difíciles, podéis utilizar amoniaco o un detergente suave y aclararlo después. Es aconsejable que después del lavado se aplique una capa de impermeabilizante para que el tejido conserve sus propiedades y evitar que el agua de lluvia lo atraviese.

Y no os olvidéis de limpiar también el lado interior de los toldos, donde se puede acumular polvo, telarañas y óxido. Por descontado, tened mucho cuidado al limpiar los toldos: no os expongáis a situaciones peligrosas.

 

Saludos, Sandra

 

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú