Estilo de vida

limpiar bisuteria

Cómo limpiar la bisutería

Seguro que alguna vez habéis comprado o regalado una bonita joya de bisutería. Lo cierto es que hay diseños preciosos, para todos los gustos y de diversas piezas, por lo que una puede ir perfectamente complementada con este tipo de joyas sin gastarse mucho dinero. Yo soy de las que teme estropear las pulseras y los anillos de oro y plata con los productos de limpieza y el trajín del día a día, así que los suelo reservar y, en su lugar, usar a diario bisutería. El problema es que ésta se suele poner fea en muy poco tiempo, y la verdad es que da bastante pena, sobre todo cuando se trata de regalos.

Aunque la bisutería suele llevar una capa que le da un aspecto dorado o plateado y que se suele perder irremediablemente, sí se puede recuperar el brillo y quitarle ese matiz ennegrecido (o verdoso) que es tan característico de estas piezas. Y además, es tan fácil que, si no conocéis el método, os vais a llevar las manos a la cabeza y a rescatar todas esas pequeñas joyitas que tenéis olvidadas por culpa de su mal aspecto.

Antes de nada, probad a lavar esas piezas con agua y jabón de manos. Enjabonadlas frotando bien con los dedos (no uséis esponjas para no rayar la superficie o eliminar lo que quede del baño dorado o plateado) y aclarad. En muchos casos a mi me ha funcionado, pero también depende del material con el que esté hecha la pieza y de cuánto se haya oscurecido. Si veis que el resultado es mejorable, entonces coged un cepillo de dientes (de cerdas suaves) y pasta dentrífica y frotad bien. Aclarad y obtendréis una reluciente pieza de bisutería. Por supuesto, las partes del baño perdidas no se recuperan, pero en general podréis volver a usar esas piezas que tanto os gustan.

Saludos, Sandra

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú