Estilo de vida

como-lavar-cortinas

Truco para lavar las cortinas sin plancharlas

Uno de los momentos más temidos en las tareas del hogar es el que toca lavar las cortinas. Aparte del latazo que resulta descolgarlas, lavarlas y, sobre todo, esperar a que se sequen y plancharlas, está el hecho de ver el salón “desvestido” sin ese elemento que tanto luce en un hogar y que nos aporta calidez e intimidad.

Hoy os voy a dar una idea para ahorrar un poco de trabajo en esta tarea, y, además, reducir también el tiempo de la vista desangelada de una habitación sin cortinas. Este truco de la abuela realmente es de los que funcionan y se agradecen.

Sólo tenéis que lavar las cortinas usando un programa de centrifugado corto. No olvidéis añadir vuestro San preferido, porque lo agradeceréis y mucho (ahora os explicaré por qué). Una vez que termine el programa de lavado y centrifugado, ¡colgadlas en su ubicación habitual! (Sí, así, húmedas). Extendedlas bien y abrid la ventana o el balcón que cubren. En un ratito, la cortina se secará, gracias al peso de la misma quedará planchada y, además, la habitación olerá divinamente durante una semana (de ahí la importancia de elegir bien el suavizante). Si una vez seca percibís alguna arruga que haya quedado en la cortina, sólo tenéis que aplicarle el secador del pelo a una distancia prudencial y ésta desaparecerá.

Eso sí, mi consejo personal es que elijáis bien el día en el que vais a realizar esta tarea. Teniendo en cuenta que si ejecutáis este método vais a tener la habitación abierta durante un buen rato, os recomiendo que miréis el pronóstico del tiempo. Si lo seleccionáis bien, ahorraréis mucho tiempo y tendréis las cortinas limpias, planchadas y colgadas de nuevo sin apenas esfuerzo.

¿Conocéis más trucos para ahorrar tiempo y esfuerzo en tareas del hogar? Me encantaría conocerlos!

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú