La solución perfecta para renovar mis zapatos favoritos

Hola a todos,   El otro día estuve tirando de imaginación para ver qué podía hacer con unos zapatos de salón que tengo que me encantan pero que estaban algo desgastados de su uso. La solución fue forrarlos con una tela que me encanta y que, además, le da un toque mucho más veraniego.

¿Qué necesitamos?

  • Principalmente paciencia.
  • La tela escogida. Para forrar un par de zapatos se requiere aproximadamente medio metro de la tela de tu elección.  telas flexibles y elásticas como raso, seda salvaje, terciopelo y otras telas sintéticas
  • Un par de zapatos lisos con tacones.
  • Tijeras.
  • Cepillo de espuma.
  • Cola de decoupage o para tela.

¿Cuáles son los pasos que hay que seguir para conseguirlo?

1º Limpiar los zapatos. Deben estar perfectos para que se pueda adherir bien la cola.
2º Haremos los patrones, comenzaremos por los tacones, cortaremos dos pentágonos de tela de 13 cm x 7.5 cm x 9 cm, aproximadamente pues dependerá de la altura del tacón y de la talla del zapato. Para el resto del zapato simplemente necesitaremos un rectángulo que cubra todo el zapato.
3º Empezamos con el tacón, aplicando cola, extendida correctamente y cubriendo toda la superficie. Tras completarlo, pegaremos los trozos de tela sobre el tacón, haremos dos cortes perpendiculares en la tela a la altura de la suela del zapato para envolver la tela alrededor del tacón.
4º Seguiremos con el resto del zapato, primero aplicando una buena capa de cola y pegando la tela sobre la puntera del zapato.
5º Ten en cuenta que dependiendo de la punta del zapato podría tener una forma u otra de doblar la tela sobrante, es la zona más delicada del trabajo, realizaremos los cortes necesarios en la tela para que quede lo más disimulada posible la tela sobrante.
6º Como hemos cubierto el zapato tendremos que realizar el corte que corresponde al hueco del zapato, y que nos dejará pegados los laterales del mismo. Debes conseguir que la tela quede lisa y tensa para evitar pliegues y bolsas de aire.
7º Pasamos a rematar el tacón, requiere un poco de habilidad, pegaremos un lado de la tela y el otro lo doblaremos medio centímetro aproximadamente y pegaremos sobre el anterior.
8º Recortaremos los sobrantes de tela de cada parte que precise. Si las uniones de tela en tacón y talón no han quedado bien puedes añadirle unos ribetes de tela para ocultar posibles defectos.
9º Utiliza pinzas para evitar que la tela se despegue. Como se contempla en la imagen , por cierto ¿os gustan? Así quedaron mis zapatos:

Zapatos forrados

¿Cómo limpiar posteriormente los zapatos forrados? Los zapatos forrados se cuidan de manera similar a otro tipo de textil, basta con un paño húmedo con agua fría, no demasiado para no empapar la tela, y un poco de jabón neutro; tras esto se recomienda retirar todo exceso de humedad con un trapo seco y dejar secar.

Comentarios

Comentarios

Menú