Estilo de vida

cómo hacer bombones rellenos en casa

Bombones rellenos ¡a tu estilo!

Cada vez somos más los que nos atrevemos a hacer bombones rellenos en casa, y es que es fácil, divertido y ¡sabrosísimo!

 

Pequeños, llenos de sabor y de diferentes formas y condiciones, constituyen un absoluto placer para el paladar de los golosos y fanáticos del chocolate. Si se os ha hecho la boca agua, seguro que os encantará fabricarlos en casa y personalizarlos a vuestro gusto.

 

Cuando veáis lo sencillo que es, no podréis evitar hacer bombones rellenos en casa y experimentar hasta que consigáis fabricar el bombón perfecto para vosotros.

 

Y, como no hay buen goloso que se precie que no sienta debilidad por los bombones, hacerlos uno mismo es una buena forma de sorprender a vuestros amigos y familiares, y agasajarlos con sus sabores preferidos hechos bombón.

 

Para hacer bombones, sólo tenéis que encontrar en el supermercado vuestro chocolate favorito. Eso sí, si vais a hacer bombones de chocolate blanco, intentad escoger el chocolate menos graso para que no sea demasiado difícil de moldear.

 

Tras elegir vuestro chocolate, fundid la cantidad adecuada al baño maría (también podéis usar el microondas). Si os atrevéis, podéis mezclar varios chocolates, pueden daros mucho juego a la hora de conseguir sabores diferentes en vuestros bombones caseros.

 

Elegid qué relleno vais a utilizar y tenedlo listo para servirlo. Algunas ideas de rellenos deliciosos son frutos secos, mermeladas, gominolas, trozo de galletas o  incluso, otro tipo de chocolate para conseguir un bombón 2 en 1, con una cobertura diferente del chocolate del interior (si vais a elegir este tipo de bombón, recordad fundir también este chocolate del interior).

 

Finalmente, verted un poco de chocolate en un molde de silicona para bombones (también valen los moldes de silicona para hacer cubitos de hielo). Bastará con llenar 1/3 del molde con chocolate. Luego, colocad vuestro relleno encima (el fruto seco, un poquito de mermelada o del chocolate elegido). Y, por último, continuad vertiendo el chocolate inicial.

 

Una vez rellenos todos los moldes, introducid en la nevera hasta que se endurezcan. Desmoldad y… ¡a disfrutar!

 

Saludos, Mateo

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú