Cuida tu ropa

Flecos a punto con agua y suavizante

Flecos a punto con un sencillo método

¡Los flecos están de moda! En bolsos, camisas, vestidos, chaquetas… los vemos por todas partes. Lucen preciosos cuando están bien conservados, pero a veces no podemos evitar que se enreden entre si y el resultado es bastante caótico y nos puede hacer pensar que hemos echado a perder la prenda. Normalmente intentamos desenredarlos a mano, pero también es cierto que poco a poco el flecado va perdiendo su lustre original y, si no está liado, sí que está doblado o rugoso.

 

El truco que os traigo hoy os ayudará a desenredar los flecos y a devolverles su esplendor de una forma bien sencilla. Para ello, sólo tenéis que añadir unas gotas de vuestro San favorito a un pulverizador con agua. Tras mezclar muy bien, pulverizad la mezcla sobre el flecado, sin empaparlo. Cuando esté húmedo, id “peinándolo” con los dedos o con un peine de púas anchas. Os será mucho más fácil si previamente habéis tendido la prenda de forma que los flecos caigan en vertical. Además, iréis notando que cada vez os cuesta menos trabajo desenredar los flecos según el suavizante vaya penetrando en los nudos.

 

Una vez hayáis peinado todos los flecos, debéis dejar que se sequen al aire, eso sí, lo recomendable es que no les de la luz directa del sol.

 

No obstante, lo mejor es que prestemos atención a la hora de guardar la prenda con flecos, sobre todo en el caso de tejidos delicados y especiales como los mantones. Muchas veces, una buena conservación nos ahorra muchos quebraderos de cabeza. Por ejemplo, no debéis caer en la tentación de planchar el flecado, pues son de forma cilíndrica y, al plancharlos, se aplanarían, por lo que no sólo no se conseguiría el resultado esperado, sino que se estropearía más.

 

Ahora sí, ¡a lucir flecos!

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú