Estilo de vida

exfoliantes caseros

Grandes ideas con muy poco: exfoliantes caseros

Nunca está de más conocer recetas de exfoliantes caseros, naturales y sencillos. Y es que todos pasamos rachas en las que la piel de nuestra cara parece que tiene tendencia a estar estropeada: granos, irritaciones, espinillas… a menudo eso se debe a que hay suciedad en los poros, que, poco a poco, van haciendo que la delicada piel del cutis se resienta. Por eso, no hay nada mejor que aplicarse un exfoliante de vez en cuando.

 

Aunque hay varios productos en el mercado, a veces no los tenemos a mano. En estos casos, debéis saber que os podéis crear vuestro propio exfoliante casero con ingredientes que no faltan en ningún hogar.

 

Por ejemplo, uno de mis exfoliantes caseros favoritos sólo necesita sal, aceite de oliva y la cáscara de algún cítrico. Para fabricarla, sólo tenéis que mezclar media taza de sal  y media taza de aceite, y espolvorear un poco de ralladura del cítrico elegido (con naranjas queda genial).

 

Otra opción es prepararos un exfoliante casero a base de plátano que os darán ganas de comer. Para ello, sólo tenéis que seleccionar un plátano bien maduro y triturarlo. A cotninuación, añadirle tres cucharadas de azúcar y mezclar bien. Seguramente os den ganas de comeros este exfoliante… ¿verdad?

 

Una estimulante opción consiste en producir exfoliantes caseros a base de café.

Y es que el café tiene múltiples propiedades y, en grano, resulta un buen y sano exfoliante natural. Para prepararlo, sólo tenéis que mezclar 2 tazas de café con media de azúcar. A continuación, añadid tres cucharadas de aceite de almendras (si no tenéis, también servirá el aceite de oliva) y mezclad bien. Finalmente, tras aplicarlo y esperar unos minutos, retirad este exfoliante con agua tibia.

 

Recordad que lo ideal es hacerse estos tratamientos con exfoliante en el cutis un par de veces a la semana. Seguro que, con una buena rutina de higiene y limpieza en profundidad de la piel, notáis los efectos beneficiosos que acarrea una piel saludable.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú