Cuida tu ropa

El decálogo de Sandra para el lavado perfecto (II)

Hola a todos de nuevo, siguiendo con los consejos que empezamos en el anterior artículo sobre el lavado perfecto de la ropa, aquí tenéis otros igual de importantes:

1-    Ten cuidado al lavar por primera vez una prenda nueva y de color, prueba a enjuagarla primero para ver si destiñe.

2-    Mete en una pequeña bolsita de lavado los tejidos que puedan estropearse con el roce del resto de la ropa.

3-    Si está muy sucia, tendrás que darle antes a las manchas, como por ejemplo cuellos y puños.

4-    No llenes la lavadora demasiado, restará buen resultado y podrás estropear la máquina si te pasas de los kilos recomendados.

5-    Usa el suavizante SAN para darle ese toque distinguido, con la esencia que más te gusta y te embriague su suavidad

6-   A la hora de lavar, deja cerradas las cremalleras de los pantalones, te durarán más.

7-   Intenta lavar los conjuntos a la vez, como los pijamas, así evitamos el desgaste a ritmos distintos.

8-  Según su composición, si tu ropa es de:

  • Lino: siempre lávala a mano, nunca la centrifugues, y no uses agua caliente sino de temperatura media.
  • Algodón: ten cuidado, no la laves con agua caliente porque puede encoger y, además, ten en cuenta que si es de color o estampada hay que lavarla sola la primera vez para evitar desteñidos.
  • Lana:  Se recomienda lavar con agua fría.
  • Seda: Nunca centrifugar algo de seda ni lavar con altas temperaturas, estropearás tu prenda.
  • Viscosa, acetato…  Los tejidos artificiales como estos se deben lavar con agua fría, evitando el centrifugado para que no se deformen.
  • Lycra, poliéster, nylon, elastano… Estos tejidos sintéticos aceptan lavados en agua tibia.

9-  Si tienes ropa de encaje se recomienda lo siguiente:

  • En el caso de encajes de color negro, lo que mejor funciona es el vinagre blanco mezclado con agua caliente. Debes dejarla en remojo durante una hora y luego enjuagar y poner a secar.
  • Si son beiges o marfil, el otro día me recomendaron un truco que me ha funcionado perfectamente, se debe lavar en agua caliente y detergente para ropa delicada, dejándola en remojo como mínimo una hora, luego procedemos al aclarado y, tras éste y para acentuar el color marfil de la ropa que por el uso pierde esplendor, se vuelve a dejar en remojo unos 20 minutos, pero esta vez con agua tibia y té negro, finalizando con el aclarado y secado. Volverán a lucir como nuevas.
  • Atención a los encajes si son antiguos, ¡mucho cuidado!, en este caso se recomienda añadir detergente para prendas delicadas y una cucharadita de perborato de sodio a un recipiente con agua caliente,  todo bien mezclado y luego dejar reposar la prenda con esta mezcla dentro de una bolsa blanca de algodón durante una hora. Posteriormente, retirar el líquido, y enjuagar sin sacarlas de la bolsa.

No hay buen lavado que no termine siendo excelente con un buen secado, pero de eso os hablaré otro día.

Fuente imagen: http://www.pinterest.com/pin/360288038911912611/

Sandra

Comentarios

Comentarios

Menú