Estilo de vida

ejercicios para hacer durante el día

3 ideas para ponerse en forma mientras hacemos tareas del día a día

Seguramente más de una vez hayáis algo parecido a “un poquito de ejercicio no me vendría mal” o “ a ver si me muevo un poco”. Muchas veces el día a día nos impide dedicar el tiempo que querríamos o necesitaríamos para hacer ejercicio. Y claro, las consecuencias llegan: problemas musculares, de espalda, sobrepeso, flacidez… no sólo por estética, sino también por salud, es importante dejar de lado la vida totalmente sedentaria. Si bien es cierto que vivimos en una vorágine en la que disponemos de poco tiempo libre, también lo es que podemos despertar a nuestro cuerpo desde casa. No nos pondremos cachas ni conseguiremos un cuerpo escultural solo así, pero sí podremos mantener el tono muscular para que nuestro cuerpo se sienta mejor.

 

Es tan sencillo como buscar ejercicios para hacer durante el día que sean compatibles con nuestros quehaceres domésticos.

Aquí os pongo algunos que yo ya he probado y que ¡se notan!

 

  • Pasando la aspiradora. Hay un ejercicio muy bueno para ejercitar piernas y torno que seguro que habéis visto o realizado alguna vez. Consiste en adelantar un pie dando una gran zancada y, en esa posición de pie delante y pie detrás, flexionar las rodillas de forma que nuestro tronco, recto, descienda de forma perpendicular al suelo. Luego debemos levantar el tronco y volver a la posición inicial, para hacer lo mismo pero adelantando el otro pie. Este ejercicio se puede realizar perfectamente mientras pasamos la aspiradora. Acompañad cada pasada con un adelantamiento de pie, alternando izquierdo y derecho, y veréis como lo notáis.
  • Realizando y colocando la compra. El entrenamiento de bíceps y tríceps es muy fácil de realizar en el día a día. Tan sólo debéis pensar que los productos que cogéis de los estantes del supermercado son pesas de diferentes tamaños y formas. Así, cuando tengáis uno en la mano, aprovechad para hacer un poco de extensiones del músculo. Un tetrabrick de leche, una botella de agua, e incluso una garrafa de aceite… ¿por qué no? Podéis realizar los ejercicios más discretos en el súper y dejar los más llamativos para cuando coloquéis la compra en casa. ¿Qué os parece?
  • Lavándonos los dientes. ¿Cuántas veces nos lavamos los dientes al cabo del día? ¿Y si aprovechamos esas ocasiones para ejercitar glúteo y muslos? Sólo tendréis que posicionaros con los pies a la misma altura de los hombros (es decir, ligeramente separados). A continuación, meted barriga y flexionad ligeramente las rodillas. Aguantad así mientras os cepilláis los dientes y tratad de no levantaros hasta que hayáis acabado.

 

Saludos, Sandra

Relacionados

Comentarios

Comentarios

Menú