desatascar tuberías

Desatascar tuberías, una receta que funciona

Un problema al que, antes o después, todos tenemos que enfrentarnos es el atasco de una tubería. Bien sea total o parcial, de la noche a la mañana o de forma progresiva, notamos que nuestro fregadero ya no desagua igual. Existen muchos métodos caseros e industriales para desatascar tuberías. Sin embargo, hay un sistema que a mi no me falla y que es el que suelo poner en práctica.

 

La receta más eficaz que conozco para desatascar tuberías es, además, muy barata. Simplemente necesitaremos bicarbonato sódico, vinagre blanco y agua hirviendo.

 

¿Cómo proceder? El método es muy sencillo:

  • En primer lugar, echaremos en la tubería afectada un vaso de bicarbonato sódico.
  • A continuación, verteremos dos vasos de agua hirviendo (mucho cuidado de no salpicarnos)
  • Inmediatamente después, echaremos un segundo vaso de bicarbonato sódico
  • Añadiremos un vaso de vinagre blanco y, rápidamente, taparemos el desagüe
  • Es probable que, en este punto, escuchemos una especie de gorgojeo en las tuberías. Se deberá a que la mezcla ha hecho reacción y está actuando sobre el atasco.
  • Una vez dejemos de escuchar ese gorgojeo, destaparemos el desagüe y echaremos otra taza de agua hirviendo.

 

Es probable que, llegados a este punto, notéis que la tubería comienza a funcionar correctamente. Sin embargo, en casos más drásticos de atascos, es posible que tengáis que repetir de nuevo la operación para conseguir mejores resultados.

 

Para evitar los atascos os recomiendo un truco muy sencillito que os ahorrará más de un sofocón. Tan fácil como colocar un tamizador de harina encima del desagüe cuando uséis el fregadero. La finísima malla del tamizador permitirá que pase el agua atrapando hasta los restos más pequeños de alimentos, Luego, usad un papel de cocina para retirar todos esos restos del tamizador y poder lavarlo con normalidad. Veréis que gran mejoría.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú