Estilo de vida

decoración navideña

Decoración navideña para toda la familia

La Navidad es una época perfecta para pasar tiempo con los que más queremos. Hay innumerables opciones de planes en familia. Y además es una de las épocas en las que los niños son protagonistas de esos planes. Por eso, no hay nada mejor que hacerlos partícipes en casa, ideando una decoración navideña para toda la familia.

 

Compartir esos pequeños momentos es importante y permanecerán en el recuerdo de los más pequeños. Por eso, es fundamental buscar alternativas navideñas que ellos puedan tocar y en la que se sientan parte fundamental. Las delicadas figuras de cristal y porcelana son muy bonitas, pero en un hogar con niños es posible que sólo nos traigan tensión y miedo a que se caigan y se rompan o dañen a alguno de los pequeños.

Planificando una adecuada decoración navideña para toda la familia, todos respiran tranquilos sin riesgos importantes ni peligros en el hogar.

Y todo esto sin perder ni un ápice de la esencia navideña que queremos transmitir en nuestro hogar.

 

Una buena idea es decorar el árbol de navidad con adornos fabricados por los más pequeños. A ellos les encantará y el árbol tendrá un aspecto muy original y personalísimo. Pueden hacer pequeñas figuritas usando materiales reciclados, o bolas de navidad con algodones. Otra opción es colgar sus peluches pequeños entre las ramas. Una idea clásica es hacer guirnaldas decorativas enhebrando palomitas de maíz. Esta tarea la podrían realizar los niños mayores, pues hay que manejar una aguja para traspasar las palomitas.

 

Otra divertida idea navideña es decorar piñas. Para ello, los más pequeños pueden pegar bolitas de colores en su superficie, o bien impregnarlas de purpurina. Una vez secas, pueden servir para hacer centros de mesa o para decorar cualquier rincón del hogar.

 

Si sois más de belenes, podéis hacer vosotros mismos el vuestro. Usando plastilina o arcilla escolar, pasaréis un buen rato modelando y pintando posteriormente vuestro particular belén. Otra idea es pintar un belén en un mural, o recibir a las visitas con una divertida corona de papel en la puerta.

 

Y si lo vuestro es hacer postales navideñas para felicitar a vuestros amigos y familiares, ¿por qué no enviar este año unas realizadas por los más pequeños de la casa? Serán encantadoras, únicas y tendrán un valor emocional incalculable.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú