Cuida tu ropa

cuidados para que los bañadores duren más

Cuidados a realizar para que los bañadores duren más

La prenda de ropa por excelencia estos días es un traje: el de baño. Y, con tanto trote que tienen, hay que prestarles un poco de atención y de cuidados para que los bañadores duren más tiempo.

 

No sólo por estética, también por temas de salud. Porque un bañador bien cuidado puede ser vital a la hora de evitar hongos e infecciones cutáneas que nos podrían estropear los meses de verano.

 

Cuidados para que los bañadores duren más:

 

  • No lo estrenéis nada más quitarle la etiqueta. Antes de su primer uso, lo mejor es que lo introduzcáis en agua fría con sal. De este modo, además de asearlo, fijaréis los colores y evitaréis despintes.

 

  • Antes de ponéroslo, aseguraos siempre de que está bien seco. Para ello, tendedlo en una zona ventilada y/o aireada, evitando que le incidan directamente los rayos de sol, pues estropearía las fibras del bañador. Tened en cuenta que es una prenda que durante su uso está expuesta al sol muchas horas, así que el tiempo extra que podáis ahorrarle de exposición será una inversión en durabilidad de la prenda. Si no os queda otra que tenderlo al sol, hacedlo del revés, ya que es la parte que menos luz recibe en general.

 

  • A la hora de tenderlo, evitad tensar la tela. Y, por descontado, no os “olvidéis” de él en el tendedero: recogedlo tan pronto como esté seco.

 

  • Lavad el bañador con un jabón para prendas delicadas después de cada uso. Hacedlo siempre con agua fría, para retirar restos de cloro, sal y suciedad.

 

  • Intercalad los diferentes bañadores que tengáis. Id usando uno diferente cada día, para darle tiempo a los tejidos a recuperar su firmeza antes del siguiente uso.

 

  • En el armario, dadles espacio. Evitad que puedan rozarse o engancharse con los cantos y bordes del cajón en el que puedan estar guardados.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú