Cuida tu ropa

Planchar falda tablas

¿Cómo planchar las faldas de tablas?

Lo sé, es una de las prendas que más cuesta planchar pero todo tiene solución. Incluso hay blusas con pequeños pliegues que se te resisten, pero si tienes faldas de tablitas plancharlas será la mejor manera de aprender a tenerlas impecables.

 

Que no se te resista

Para planchar las faldas plisadas, lo mejor es que primero hilvanes o cojas con un alfiler los pliegues para que éstos no se desmonten.

Introduce la falda por la tabla de la plancha situando la zona más estrecha de la falda en el extremo más delgado de la tabla.

Alisa los pliegues en la tabla con la mano, estirando el tejido.

Comienza planchando desde el dobladillo hasta la cintura. Ayúdate echando vapor a la falda a unos 3 centímetros de la misma. Repite la tarea tabla por tabla.

Finalmente, cuélgala en una percha de faldas y pásale si quieres un baño de vapor para que los pliegues no se vuelvan a arrugar. Deja secar por completo la falda antes de ponértela.

 

 

¿Y si tienes una falda plisada pero ya las aborrecido?

Hay solución también para seguir usándola, lo primero que tienes que conseguir es alisarla ¿Cómo? Primero, descose el dobladillo y después procede a plancharla, pero claro, no es un planchado normal porque los pliegues seguirán saliendo. Esta tarea es más trabajosa, tendrás que ayudarte de varias cosas:

1º Forrar de papel de aluminio la tabla de la plancha.

2º Sitúa la falda en la tabla.

3º Encima de la falda pon un paño humedecido en amoníaco, así desharás los pliegues de la falda sin cargarte el tejido. Este paso te dejará una falda lisa con mucho vuelo.

 

Espero que os hayan ayudado los consejos del día. Un saludo,

Sandra

Funte imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú