cómo hacer u nuedo de corbata

Cómo hacer un nudo de corbata perfecto

Para llegar a conseguir un look de revista sabemos que hay que cuidar hasta el más mínimo detalle. En el caso de ellos, las corbatas son el broche final. Y ya no sólo para grandes ocasiones pues las corbatas, cada día más, se combinan perfectamente para un look “sport”. La enorme variedad de tejidos, formas, colores y estampados que hoy día encontramos en el mercado nos lo ponen muy fácil para encontrar nuestra corbata perfecta. ¡En el libro de los gustos no hay nada escrito!.

No sólo en la corbata está la elección, sino que los nudos son tan variables como formas y estilos de corbata hay. Eso sí, es fundamental que el nudo esté bien hecho, elijamos el que elijamos llevar. Y esto, a menudo, es un enorme quebradero de cabeza que, en mas de una ocasión, han hecho desistir al usuario o estropearle el resultado final. Por ello, para conseguir llevar una corbata acorde al estilo de un look elegante y cuidado, os voy a enseñar los pasos que tanto mi marido como mis hijos siguen para lucir más espectaculares aún.

Cómo hacer los nudos de corbata más habituales

Nudo americano

Es, por excelencia, el más conocido y utilizado debido a que es el más sencillo de ejecutar. Además, combina con cualquier cuello de camisa, por lo que es acierto seguro. Para comenzar a realizar este nudo, debemos colocar la corbata alrededor del cuello dejando la parte más ancha (la frontal) en nuestro lado derecho y más largo que el lado estrecho. A continuación, realiza estos pasos.

cómo hacer nudo americano

Nudo Windsor

Este tipo de nudo es ancho y se suele utilizar en ocasiones formales debido a su elegancia. Es precisamente su característico nudo ancho el que hace que sea recomendable para camisas de cuello abierto. Además, no es adecuado para cualquier corbata pues, debido a las vueltas que necesita para ejecutarse, sólo quedará bien en corbatas de gran longitud.

cómo hacer nudo windsor

Estoy segura que con estas indicaciones conseguiréis un nudo de corbata de portada.

Saludos, Sandra.

Comentarios

Comentarios

Menú