Cuida tu ropa

Cómo doblar las sábajas bajeras

Uno de los principales quebraderos de cabeza a la hora de doblar y guardar la ropa es qué hacer con las sábanas bajeras ajustables. De nada sirve esmerarse durante el planchado si desconocemos cómo plegarla para guardarla, y acabará hecha una bola sin forma que deja en muy mal lugar todo el trabajo y el cariño invertido anteriormente.

En realidad, doblar una sábana bajera no tiene ningún secreto, si sabes cómo hacerlo. Estos son los pasos que debéis seguir:

  • Estira bien la sábana
  • Coge uno de sus extremos y pliégalo sobre el que tiene más cerca, a su lado (es decir, dóblalo sobre el lado más corto). Introduce una esquina dentro de la otra, colocándola bien estirada en su interior.
  • Desde el otro extremo, hacemos lo mismo, pero ojo, al revés (es decir, el lado de la sábana que antes ha quedado por fuera debe quedar ahora por dentro) Recuerda ir colocando bien la sábana según la doblas. Cuanto más cuidadosos seamos aquí, mejores resultados obtendremos.
  • Llegados a este punto tendremos 4 esquinas ajustables unidas en 2 puntos. Llega el momento de juntarlas en un punto, introduciendo una dentro de la otra.
  • Tras colocar y estirar bien, veremos que tenemos algo parecido a un rectángulo, que ya nos permite doblar con total normalidad y evitar las arrugas y el efecto bola.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis un vídeo explicativo:

Espero que a partir de ahora no os de miedo enfrentaros a las sábanas bajeras, pues, como veis, y aunque tienen truco, no son tan fieras como parecen.

Saludos, Sandra

 

Fuente imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú