Cuida tu ropa

cómo cuidar un sombrero de paja

Cómo cuidar un sombrero de paja o cáñamo

Es un complemento muy actual, pero ¿sabéis cómo cuidar un sombrero de paja? Para ir a la playa, para pasear o simplemente porque sí, este tipo e sombreros son mi complemento favorito para esta época del año. Durante el invierno los cuido con especial mimo para que al llegar el buen tiempo estén como nuevos. Por ello, voy a compartir con vosotros algunos trucos para que vosotros también presumáis con ellos de un look impecable.

El lugar perfecto para guardarlo

Empezaremos buscando un lugar ideal donde guardar nuestro sombrero a salvo durante el invierno. Si el sitio donde lo tenemos es seco tendremos que revisarlo e hidratarlo con un poco de agua si fuese necesario. Los climas secos hacen que la paja se endurezca y se agriete por eso la hidratación es esencial también los días que lo exponemos al sol durante horas. Por el contrario, si el sitio donde lo hemos guardado es demasiado húmedo puede favorecer la aparición de moho o incluso pudrirse al ser paja natural. En el término medio está la virtud.

Tratadlo con mimo

Parece una tontería, pero coger nuestro sombrero de manera correcta puede hacer que podamos disfrutar de él mucho más. Cogedlo siempre por las alas con las dos manos, ya que apretar demasiado la copa puede hacer que se deforme o incluso se rompa.

En el caso de que nuestro sombrero haya perdido la forma, que no cunda el pánico. La semana pasada mi nieto agarró el sombrero que puse encima de la mesa y la copa no salió muy bien parada… por suerte una amiga me recomendó ponerlo encima de una olla con el agua hirviendo y ayudar con mis manos a devolverle la forma con cuidado y… ¡fue todo un éxito!

Adiós a las manchas indeseadas

Una mancha de grasa o del helado de chocolate del otro día… ¡relax!, si no sale frotando suavemente en círculos con un paño humedecido, lo intentaremos mezclando un poco de talco y agua oxigenada. Con la mezcla ya consolidada, frotaremos sobre la mancha, dejaremos actuar durante unos minutos y retiraremos con un paño húmedo.

Si nuestro sombrero se ha mojado lo único que tendremos que hacer es intentar absorber el agua con un trapo y dejarlo secar alejado de cualquier fuente de calor.

Espero que con estos consejos vuestros sombreros de paja y cáñamo, tan de moda, luzcan siempre como la primera vez.

Un saludo, Sandra

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú