Cuida tu ropa

Ropa encogida

Cariño, ha encogido tu jersey favorito ¿y ahora qué?

A todos nos ha ocurrido que por despiste o ignorancia hemos metido a lavar una prenda que ha terminado encogida. Pero ¿cómo solucionarlo? Os desvelo 5 trucos curiosos para intentar devolver la prenda a su tamaño original:

1- La meteremos en un barreño, echando 1 litro de suavizante por cada 4 litros de agua y dejándola en remojo 24 horas. Tras un buen aclarado la tenderemos sin escurrir. No efectivo para todas las prendas, dependiendo de los tejidos como veremos a continuación.

2- Como decía, no todos estos trucos sirven en todas las prendas, como por ejemplo en las de lana. En este caso si se te ha encogido un jersey de lana, se recomienda dejarlo en remojo durante 6 horas en un barreño con agua tibia, en él verteremos además una cucharada de aguarrás, otra cucharada de amoniaco, otras dos de alcohol de 90 grados y un vaso pequeño de detergente líquido para lavar a mano. Una vez pasadas las 6 horas, hay que aclararlo con agua tibia y dejarlo de nuevo en remojo una hora con agua fría y un generoso chorro de suavizante. Terminar aclarando y dejar secando colgado en una percha redondeada para no dejar marcas.

3- Otro truco es verter un pequeño chorro de vinagre blanco y mascarilla para el pelo mezcladas con agua templada en un barreño son la solución curiosa para estirar de nuevo la prenda. Tendrá que permanecer en remojo media hora. La estiraremos poco a poco, mientras permanece en remojo sin sobrepasar la hora. El siguiente paso será aclararla bien para eliminar restos de vinagre, luego la escurriremos lo mejor posible para aprovechar el secado y estiraremos la prenda poco a poco hasta que recupere su tamaño.

4- Antes mencionábamos la mascarilla de pelo, esta vez le toca al champú. Sí, puedes lavar la prenda con un champú corriente y luego dejarla en remojo durante un cuarto de hora para después tenderla sin escurrirla.

5- Si han encogido unos pantalones, te recomiendo que los sumerjas en un recipiente con una cuarta parte de agua tibia y una cucharada de champú para bebé o acondicionador para el pelo durante unas horas. Luego lo tenderemos colgando pesos que hagan la labor de estirar la prenda.

Por otro lado, muchas veces ocurre que es el mismo calor de la secadora lo que hace que se encoja la prenda. Sin duda, te recomiendo que no dejes de mirar las etiquetas de lavado, y controles bien la temperatura de lavado y secado para evitarte los pasos que he mencionado anteriormente. Espero te sirvan estos pequeños apaños y controles bien los tiempos para no terminar estirando demasiado la ropa.

Sandra

Fuente imagen: http://www.pinterest.com/pin/298152437802614616/

Comentarios

Comentarios

Menú