Estilo de vida

acabar con los piojos

Acabar con los piojos de una vez por todas

Un clásico de los colegios es ese momento en el que a los padres les llega una carta en la que se les informa de que hay epidemia de piojos. Y es que cogerlos es bastante lata, sobre todo por lo tedioso y meticuloso que es acabar con los piojos, y lo fácil que es su propagación.

 

La preferencia de los piojos por el cabello largo hace que las niñas estén especialmente expuestas a ellos. Si a esto unimos la facilidad de reproducción de los piojos, la historia ya se torna un poco más dramática. Y es que depositan sus huevos o liendres en el cuero cabelludo, que en cuanto eclosionan darán lugar a más piojos.

 

Antiguamente se escuchaba mucho lo de cortar el pelo para evitar o acabar con los piojos. Sin embargo, no es necesario sacrificar esa melena. Antes se pueden probar otros remedios.

 

En cualquier farmacia hay multitud de remedios comerciales para acabar con los piojos. Pero a veces esos productos son incompatibles con nosotros, debido a una piel sensible o alergia a alguno de sus componentes. No desesperéis, hay remedios caseros naturales muy buenos.

 

Uno muy efectivo es mezclar en un litro de agua una cabeza de ajo triturada. Tras colar el exceso de agua os resultará una pasta que podéis aplicar con suaves masajes por el cuero cabelludo. Debéis dejarlo actuar varias horas antes de retirarlo. Podéis acelerar su efecto si os ponéis un gorro de plástico u os envolvéis la cabeza con film transparente de cocina. Tras unas 8 horas, lavad bien la cabeza. Por último, para quitar todos los restos de estos desagradables inquilinos, pasaos un peine anti-liendres. Para ello, cuidad de llegar bien al cuero cabelludo y de pasar por todas las zonas. Para conseguirlo deberéis ir cepillando el pelo por capas y pacientemente.

 

Pero como más vale prevenir que curar, hay trucos también para alejar a los piojos del cabello. Por ejemplo, masajead regularmente vuestro cabello con aceites aromáticos como el de lavanda.

 

Saludos, Sandra

 

Imagen: Pinterest

Comentarios

Comentarios

Menú