Cuida tu ropa

3 maneras de usar el suavizante de la ropa que desconocías

El suavizante de la ropa no es sólo el gran aliado del perfume de tu ropa sino que además tiene otras funciones que desconocías y que te ayudarán en el mantenimiento del hogar. ¿A que no conocías estas tres maneras de usar el suavizante de la ropa?

  • Una mezcla de agua, detergente y un poco de suavizante servirá como quitamanchas de alfombras y tapicería. Basta con empapar un paño en esta disolución y frotar las zonas manchadas. Al secarse la tapicería o el detergente quedará algo áspero, pero tranquilos tiene solución, mezcla un cubito de suavizante en un litro de agua y con un cepillo de dientes humedecido aplica en la zona y deja que se seque.
  • Si diluyes una tapa de suavizante dentro de un litro de alcohol o de agua podras utilizarlo en azulejos, suelos, bañeras, lavabos, etcétera. Sacarás brillo en piedras naturales.
    Incluso podrás limpiar cristales si disuelves una cuchara de suavizante en medio litro de agua. Posteriormente lo rociarás sobre la superficie de cristal y retirarás con un paño, para conseguir mayor brillo te recomiendo seques con un paño de franela.
  • Lustrador de muebles. Con una disolución de un tapón de suavizante en un litro de agua tibia y ligeramente humedecido en ello un paño suave, pasaremos por la superficie a abrillantar. Además esta solución nos servirá también para quitar el moho. Una vez esto, hay que secar todo resto de humedad con una franela seca. Un truco es pasarlo por el interior de los armarios para dejar el olor a la fragancia que más te gusta en sus paredes.

 

Espero os sirva. Un saludo,

Sandra

Comentarios

Comentarios

Menú